Jardín

Hojas rizadas alrededor de pepinos en un invernadero

Habiendo encontrado plantas enfermas en el jardín, primero es necesario averiguar por qué las hojas de los pepinos están rizadas en el invernadero, y solo después de eso tomar las medidas necesarias. Las acciones no razonadas pueden llevar a problemas aún mayores y poner en peligro el destino de la cosecha.

Hojas - Indicador de problemas

Los pepinos son un cultivo vegetal favorito de muchos jardineros, incluso a pesar de ciertas dificultades en su cultivo. Estas verduras son muy exigentes en cuanto a las condiciones de temperatura, la humedad del aire, el número de comidas y, si no proporcionan condiciones decentes, obtener una buena cosecha será muy problemático.

La mayoría de las veces, el cultivo se cultiva en un invernadero, pero en estas condiciones es difícil protegerlo de varias enfermedades. Incluso a los cultivadores de vegetales experimentados a veces les resulta difícil explicar de inmediato la causa de un problema particular. Por ejemplo, por qué las hojas de las plantas cambian de color y se enroscan como las páginas de un libro viejo.

Las razones del cambio en el aspecto de la placa de la hoja pueden ser varias. Esto, muy probablemente, no llevará a la muerte de la planta, pero afectará significativamente el rendimiento. Por lo tanto, es necesario averiguar el factor que contribuye a la aparición del problema y tratar de solucionarlo rápidamente.

Más a menudo, la torsión de las hojas de los pepinos es la reacción de la planta a la deficiencia de los principales nutrientes en el suelo: nitrógeno, magnesio, calcio, azufre. La falta de nutrición para los cultivos de hortalizas puede ocurrir como resultado de una preparación inadecuada del suelo antes de la siembra o el uso insuficiente de fertilizantes complejos para el aderezo durante la temporada de crecimiento.

Atencion Las hojas de pepino se pueden rizar con la humedad del aire y el suelo insuficientes.

En tales condiciones, se activa la evaporación de la humedad de su superficie. Y para preservarlo tanto como sea posible, la planta reduce el área de la placa de la hoja, retorciéndola. A menudo esta imagen se puede observar en días calurosos y secos.

Tales cambios pueden ocurrir con el aumento de la humedad, especialmente si hay poca ventilación en el invernadero.

Las hojas de los pepinos que crecen en el invernadero también pueden cambiar como resultado de la infección con enfermedades virales o parásitos. Al atacar a los áfidos, gusanos de alambre u otras plagas, la hoja del arbusto afectado se curvará.

De esta manera, la planta le indica al cultivador de vegetales que tome medidas urgentes para eliminar la plaga.

Metodos de lucha

Si los pepinos en el invernadero carecen de humedad, entonces necesitan ser regados con urgencia.

Pero antes de eso se recomienda aflojar la capa superior de suelo. El riego se realiza mejor en la mañana y en la noche con pequeñas cantidades de agua tibia. Si es necesario, durante este período, puede hacer fertilizantes complejos, mezclados en un líquido. Esto eliminará las deficiencias de nutrientes. Y también es posible llevar a cabo la alimentación foliar, salpicando las plantas con una mezcla especialmente preparada de agua con nutrientes o bioestimulantes. Con este método de fertilización su asimilación ocurre lo más intensamente posible.

Sin embargo, en este punto, debe estar extremadamente atento y no celebrar tales eventos en los días calurosos. De lo contrario, las plantas pueden sufrir quemaduras solares y existe el riesgo de que al día siguiente se retuercen las hojas y se vuelvan amarillentas.

Después de regar, se recomienda abatir las camas mojadas. Esto le dará la oportunidad de retener la humedad necesaria en el invernadero, minimizando el porcentaje de evaporación.

Si se encuentran colonias de parásitos en las plantaciones de invernadero, es necesario tratar las áreas afectadas con un medio eficaz. Se pueden obtener buenos resultados rociando los arbustos con una solución de jabón común. Para mayor eficiencia, se le agrega pimienta roja molida o mostaza en polvo.

Muy popular entre los jardineros es una mezcla de 100 g de jabón y 100 g de ceniza de madera, disuelta en 12 litros de agua.

Con una contaminación significativa, puede ser necesario usar preparaciones insecticidas más serias, que siempre se pueden comprar en puntos de venta especializados.

Mira el video: Pepino: Deshoje y Enfermedades (Septiembre 2019).